Remedios caseros para desintoxicar el higado y riñones

¿Qué se traduce en tiempo de desintoxicación/limpieza?

 

La técnica o procedimiento de purificacion o bien limpieza acarrea la utilización de varios artículos domésticos. Aquí, usted encontrará el ejercicio fisico regular y la ingesta de refrigerios adecuados como claves principales para limpiar los riñones y el hígado de una manera efectiva como sea posible.

Los especiales remedios caseros y comidas para limpiar tu higado en tu casa facil

Remolacha

La remolacha asi mismo contiene vitamina C y una m�s saludable cantidad de fibra dietetica, que son limpiadores naturales del sistema digestivo. Mas lo más impresionante es que la remolacha contribuye a mejorar el oxígeno limpiando el torrente sanguineo y tiene la posibilidad de descomponer los desechos tóxicos para contribuir a que se excreten mucho mas velozmente. Fortalecen el fluido de la bilis y potencian la profesion enzimática.

Nueces

Las nueces son una aceptable fuente de glutatión, ácidos grasos omega-3 y el aminoácido arginina, que contribuye las acciones normales de limpieza del hígado, principalmente al desintoxicar el amoníaco.

Remedios caseros para desintoxicar el higado y riñones muy efectivo

Chocolate negro

«En contra de lo que se logre pensar, el chocolate, siempre que sea negro y tenga un contenido de cacao superior al 70%, funciona para el hígado. El magnesio que ofrecen posee un efecto protector sobre este órgano. Además, es muy rico en antioxidantes, que retrasan el envejecimiento de las células del hígado, las liberan de determinadas toxinas y limitan la inflamación. Estas substancias también poseen caracteristicas antidepresivas y energizantes», afirma el profesor Marcelino. No hace falta decirlo, pero debemos prevenir el chocolate con lactosa o el europeo, que son bastante bajos en cacao y bastante ricos en grasas y azúcares.

Nueces

Las semillas oleaginosas (nueces, nueces de Brasil, nueces de pecán, nueces de Macadamia, avellanas, almendras, etc. ) son bastante ricas en fósforo, «una sal mineral muy beneficiosa para el hígado», dice el hepatólogo. El fósforo nos permite metabolizar los lípidos y, por ende, digerir y descomponer las grasas y evitar que se acumulen en el hígado. Sin el fósforo, nuestro hígado se sobrecargaría de grasas y tendríamos más peligro de padecer una enfermedad hepática (esteatosis, por ejemplo).

1

Rosemary
romero para el hígado

Conocido por sus caracteristicas digestivas y desintoxicantes, el romero asi mismo estimula la secreción de bilis y facilita la digestión. Se utiliza desde tiempos inmemoriales en fitoterapia para enfrentar transtornos hepáticos y gastrointestinales.

Bébalo como un infusión: dos g de romero en 15 cl de zumo hirviendo, durante diez minutos, y tome una o 2 tazas cada dia.

Cúrcuma

Otra poderosa condimenta con una larga lista de aportes, se estima que la cúrcuma no sólo cuida el hígado de los daños, sino también promueve la regeneración de las células hepáticas. Ademas de esto, estimula la secreción de bilis y elimina las toxinas