Diente de leon o cardo mariano para el higado

Diente de leon o cardo mariano para el higado

Aunque el cardo mariano se usa mucho mas de manera frecuente para las enfermedades hepáticas, asi como la hepatitis y la cirrosis, se estima que se encuentra yerba tiene la oportunidad de impedir o tratar el colesterol alto, la diabetes, el ardor de estómago, el malestar estomacal (dispepsia), la resaca, los problemas de la vesícula biliar, el mal menstrual, la depresión e igualmente algunos tipos de cáncer.

 

Esto es lo que dicen ciertas indagaciones actuales:

 

Dolencias del hígado

Ciertos estudios preliminares han sugerido que la silimarina dispone de la oportunidad unica de aumentar la función hepática al impedir que las substancias tóxicas se unan a las células del hígado. Por otro lado, la investigación sobre la efectividad del cardo mariano en la cura de los trastornos hepáticos han arrojado resultados contradictorios.

 

[amazon bestseller=»milk thistle» items=»3″]

 

Diente de leon o cardo mariano para el higado

La fuerza curativo dEl cardo de leche es conocido desde hace bastantes años. Recientemente se ha redescubierto este antiguo antidoto. En forma de preparados (cápsulas, comprimidos, extractos), la administración se convierte en algo muy fácil. Es un antioxidante probado que tiene la posibilidad de emplearse de muchas maneras. Quizá lo más famoso sea su efecto desintoxicante, que tiene la posibilidad de reducir los daños en el hígado. Más allá de eso, desde luego, existe otros aportes.

Resguardar los huesos, fortalecer las funciones cerebrales o bien disminuir los grados de azúcar en sangre, aumentar la producción de leche materna. El cardo mariano cuenta con abundantes beneficios para el beneficio del hígado, la piel y la cabeza . En ocasiones, tiene la posibilidad de tambien favorecer la pérdida de peso. Este antiguo antidoto está lleno de potencia que puede ser empleado eficazmente.

[amazon box=»B002Y27K6O,B088HKJPCN,B00EI46XSM»]

Otros Increibles Provecho que el Cardo Mariano Puede aportar a la robustez del Cuerpo Humano

 

Cuenta con un efecto desintoxicante

El cardo mariano se utiliza después de los daños tóxicos y metabólicos del hígado causados por varios agentes tóxicos. Asegura el parénquima hepático y renal de los efectos nocivos de venenos de que forma la micotoxina, el ácido agárico volante, el sulfuro de carbono, los pesticidas y el alcohol (por lo que se utiliza en la medicacion de las patologias hepáticas inducidas por el alcohol) y acelera su eliminación del organismo. Ademas de esto, disminuye la bilirrubina (una coloración anaranjada oscura que, en demasia, hace el amarilleamiento de la piel y los globos oculares) en la sangre y normaliza la AST, la ALT y la GGT (parámetros bioquímicos sanguíneos que dejan evaluar el estado del hígado, el corazón o los músculos).

 

Regenera el hígado

El cardo mariano acrecenta la regeneración de las células hepáticas viejas y la producción de nuevas. La silimarina del cardo mariano incrementa el nivel de glutatión (un tipo de proteína) en el hígado, que, al ser un potente antioxidante (más fuerte que las alimento C y E), previene el daño de los radicales limpios en las células hepáticas.

Así que si deseas gozar de un hígado vigoroso y desintoxicado no dudes en licuado cardo mariano, fundamentalmente en extracto para alcanzar aun más provecho.

 

Tiene la opcion de resguardar contra el cáncer

El cardo mariano disminuye el riesgo de incrementar cáncer de hígado ya que inhibe la división de las células cancerosas. Ademas de esto, disminuye los daños en el hígado, acelerando la eliminación de las sustancias tóxicas de los medicamentos de quimioterapia.

 

¿Cómo usar el cardo mariano?

El cardo mariano molido tiene la opcion de añadirse al té (máximo dos cucharaditas al día) o bien tomarse en de igual forma de infusión de dos cucharaditas. Los efectos del cardo mariano tienen la posibilidad de observarse después de unas 2 semanas. Con el objetivo de que el tratamiento sea funcional, tiene que emplearse en el transcurso de un largo periodo de tiempo (al menos un mes).