Cuantas gotas de cardo mariano debo tomar

Cuantas gotas de cardo mariano debo tomar

Las semillas de cardo de maria posee un efecto positivo sobre el hígado y la vesícula biliar.

La semilla de cardo mariano (Silybum marianum) tiene una historia que se remonta a mucho mas de 2 mil años de que manera favorita entre los medicos naturistas por sus efectos positivos sobre el hígado y la vesícula biliar.

Los antiguos pensadores Plinio y Galeno elogiaron se localiza yerba para la limpieza del hígado. Posteriormente, la silimarina es una de las plantas mucho mas investigadas para aplicaciones de apoyo al hígado.

 

¿Cuál es el componente activo de las semillas de cardo de leche?

La semilla contienen las mayores concentraciones del compuesto activo, la silimarina. El cardo mariano es un antioxidante que reduce la producción de radicales libres y el daño oxidativo. Asi mismo dispone de la oportunidad unica de inhibir la unión de toxinas al hígado.

 

En los animales, la silimarina disminuye las lesiones hepáticas causadas por el paracetamol y ha demostrado mantener efectos positivos en la dolencia hepática alcohólica, la hepatitis y los inconvenientes hepáticos inducidos por toxinas. Asi mismo es bastante alentador el hecho de que el cardo mariano tenga un optimo historial de seguridad; los efectos secundarios son extraños y no se ha notificado ninguna toxicidad grave, ni tampoco interacciones con otros farmacos.

 

[amazon bestseller=»milk thistle» items=»3″]

 

Cuantas gotas de cardo mariano debo tomar

El cardo de leche o bien cardo de leche, es la planta más estudiada para la cura de las dolencias del hígado. Sus caracteristicas terapéuticas se logran gracias a la presencia de silimarina, una mezcla

[amazon box=»B002Y27K6O,B088HKJPCN,B00EI46XSM»]

Otros Increibles Provecho que el cardo de leche Tiene la posibilidad de aportar a la fortaleza del Cuerpo Humano

 

Puede contribuir a prevenir el deterioro de la función cerebral tocante a la edad

El cardo mariano se usa desde hace mucho mas de dos mil años de que manera antidoto tradicional para los trastornos neurológicos, como el Alzheimer y el Parkinson.

Sus caracteristicas antiinflamatorias y antioxidantes significan que puede llegar a ser neuroprotector y podría contribuir a prevenir el deterioro de la función cerebral que se experimenta con la edad.

En estudios de probeta y en animales, se ha demostrado que la silimarina previene el daño oxidativo de las células cerebrales, lo que puede contribuir an eludir el deterioro mental.

Estos estudios asi mismo han demostrado que el cardo mariano podía achicar el número de placas amiloides en el cerebro de los animales con la enfermedad de Alzheimer.

Las placas amiloides son cúmulos pegajosos de proteínas amiloides que tiene la posibilidad de juntarse entre las células nerviosas con la edad.

Se observan en gran número en los cerebros de la gente que se enferman muy a menudo con la patologia de Alzheimer, lo que significa que el cardo mariano podría emplearse para contribuir a tratar primordialmente difícil dolencia.

No obstante, actualmente no hay estudios en humanos que examinen los efectos del cardo mariano en gentes con Alzheimer u otras molestias neurológicas de que forma la demencia y la patologia de Parkinson.

Además, no está claro si el cardo mariano se absorbe lo suficientemente bien en la gente que se enferman muy a menudo de que manera para permitir que las proporciones excelentes adecuadas atraviesen la barrera hematoencefálica. Tampoco está claro qué cantidades tiene que prescribirse para que tenga un efecto conveniente.

 

El cardo mariano tiene la opcion de proteger los huesos

La osteoporosis es una dolencia causada por la pérdida progresiva de hueso.

Suele desarrollarse lentamente durante varios años y hace huesos débiles y quebradizos que se rompen con facilidad, incluso tras pequeñas caídas.

Se ha demostrado en estudios experimentales en tubos de ensayo y en animales que el cardo mariano estimula la mineralización ósea y puede llegar a ser protector contra la pérdida de hueso.

En consecuencia, los investigadores sugieren que el cardo mariano puede ser una terapia útil para prevenir o retrasar la pérdida de masa ósea en las mujeres posmenopáusicas.

Sin embargo, actualmente no existen estudios en humanos, por lo que su efectividad sigue siendo incierta.