Saltar al contenido

Comer Lentejas ¿Por qué este Platillo es tan Bueno para la Salud? 10 razones Científicas

Ricas en proteínas vegetales, las lentejas son un excelente aliado para mantenerse sano.

Cada vez más populares gracias a la tendencia vegetariana, son un excelente sustituto para quienes no comen carne o desean reducir su consumo.

Y eso sin contar con su alto contenido en fibra, esencial para estimular el tránsito, favorecer la saciedad y ralentizar el ritmo de absorción del azúcar.

Echemos un vistazo a estos pulsos estelares.

Coral, Beluga, amarillas, verdes, rubias o rojas… existen muchas variedades de lentejas para satisfacer todos los paladares.

Saciantes y con un bajo índice glucémico, son el aliado ideal para adelgazar y recuperar la figura, además de aportar muchos antioxidantes al organismo.

En sopa, ensalada o como guarnición, es innegable que son imprescindibles en la cocina y ofrecen una basta lista de beneficios a nuestro organismo.

Aquí está la prueba mostrando algunos de los beneficios más conocidos de las lentejas.

Lentejas: un alimento clave para los veganos

A menudo nos preguntamos cómo encontrar alternativas a la carne y el pescado cuando nos hacemos veganos.

A menudo tenemos miedo de las deficiencias de proteínas.

Una muy buena fuente de proteínas vegetales son las legumbres, y en particular las lentejas.

Las judías (negras, rojas o blancas), los garbanzos, las lentejas, los guisantes, todos estos alimentos son ejemplos de legumbres y son muy buenos aliados para la buena salud.

Tienen el poder de controlar el azúcar en la sangre debido a su alto contenido en fibra, que evita que el nivel de azúcar suba demasiado después de una comida.

Son, sobre todo, un componente esencial de la dieta vegana porque también son muy bajas en grasa.

Comer lentejas es muy bueno para la salud porque es un alimento rico en vitaminas y minerales.

Sólo tiene 127 calorías para una porción de 100 gramos.

Va muy bien con las verduras y es un muy buen sustituto de la carne.

Las lentejas favorecen la pérdida de peso

Con unas 115 calorías por cada 100 gramos de estas legumbres cocidas, podemos decir que las lentejas son bajas en calorías teniendo en cuenta su gran efecto saciante.

Un estudio publicado por The American Journal of Clinical Nutrition revela que las legumbres pueden facilitar la pérdida de peso, incluso cuando la dieta no se basa en la restricción de calorías.

Además, también tienen la ventaja de combatir los antojos porque su índice glucémico es muy bajo (de 25 a 30) y de promover la saciedad gracias a su combinación de fibra, carbohidratos complejos y proteínas.

De hecho, suelen estar entre los alimentos recomendados por los dietistas para perder peso.

Sin embargo, para mantener sus beneficios adelgazantes, se recomienda no cocinarlas con productos de alto contenido calórico.

Protegen el sistema cardiovascular

La riqueza de las lentejas en compuestos fenólicos nos aportar una importante protección cardiovascular.

Sus semillas son especialmente útiles en casos de hiperlipidemia, es decir, un nivel elevado de grasas en la sangre, incluidos los triglicéridos y el colesterol.

Además, son ricas en fibras solubles e insolubles, que ralentizan respectivamente la absorción de los azúcares y reducen los niveles de colesterol, además de facilitar el tránsito intestinal al aumentar el tamaño de las heces.

Las lentejas regulan la presión arterial

Las legumbres ocupan un lugar especial en la dieta de Dash, que es conocida por combatir la hipertensión arterial.

Se recomienda comerlas dos veces por semana, a razón de 5 cucharadas cocidas por cada ración.

Las lentejas contienen polifenoles que reducen el riesgo de hipertensión y enfermedades coronarias.

Además, son ricas en potasio, un mineral que, combinado con una buena dieta, puede aliviar la tensión de los vasos sanguíneos y ayudar a reducir la presión arterial.

Las lentejas son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes

Procianidinas, saponinas, catequinas, encontramos muchos antioxidantes en estas legumbres, aliados imparables para luchar contra los radicales libres responsables del envejecimiento prematuro de las células.

Apreciadas por los vegetarianos/veganos por su contenido en proteínas vegetales, contribuyen plenamente a la diversidad de la dieta al aportar una gran cantidad de nutrientes a nuestro organismo.

Y por una buena razón, las lentejas contienen muchos minerales de los que a menudo carecemos cuando nos entregamos al consumo excesivo de productos industriales o ultraprocesados.

Contienen cobre, zinc, potasio, fósforo, manganeso y hierro.

También contienen vitaminas del grupo B, como la B3 y la B9.

Las lentejas son buenas para la figura

Además de ser bajas en calorías (115 calorías de media por 100 gramos de lentejas cocidas), las lentejas son legumbres buenas para la figura.

En efecto, tienen la particularidad de tener un índice glucémico muy bajo, lo que significa que cuando los comemos, nos dan energía a largo plazo (¡el nivel de azúcar en la sangre no se dispara!), y nos mantienen tranquilos durante mucho tiempo.

Así que, ¡adiós a los antojos y al picoteo intempestivo, poco recomendable para cuidar la figura!

beneficios-de-las-lentejas-para-la-figura

 

Lentejas para llenarse de proteínas y hierro

Buenas noticias para los vegetarianos: las lentejas son una legumbre rica en hierro (3,3 mg/100 g) y en proteínas (26% crudas, 9% cocidas), ¡nutrientes esenciales para la energía y el tono!

Nota: aunque el hierro vegetal es menos asimilable por el organismo que el hierro procedente de la carne, ¡la cantidad de hierro presente en las lentejas es suficiente para beneficiarse de él!

En cuanto a la carne, como las proteínas vegetales que contienen las lentejas no contienen todos los aminoácidos esenciales, se recomienda consumirlas con frutos secos.

Lentejas, un concentrado de minerales

Además de ser ricas en hierro, las lentejas son también una interesante fuente de magnesio, potasio, fósforo, cobre, manganeso y calcio.

Sin olvidar que tienen un elevado aporte de vitaminas, especialmente las del grupo B: vitamina B9 (una vitamina interesante para las mujeres embarazadas cuyas necesidades de ácido fólico aumentan considerablemente), pero también vitamina B3, muy importante para el metabolismo energético.

Lentejas, una excelente fuente de fibra

Decir que las lentejas son legumbres ricas en fibra es bastante cierto, ya que 100 gramos de lentejas cocidas pueden cubrir casi la mitad de nuestras necesidades diarias.

Este alto contenido en fibra no sólo hace que sean fáciles de digerir, sino que también favorece la saciedad y estimula suavemente las transiciones lentas.

Las lentejas son ricas en antioxidantes

Otro beneficio poco conocido de las lentejas para la salud es que contienen muchos antioxidantes de la familia de los flavonoides (catequinas, procianidinas, saponinas).

Estudios recientes han demostrado que algunos de estos antioxidantes pueden ayudarnos a combatir el colesterol malo y a reducir los triglicéridos en sangre, pero también a frenar el crecimiento de las células cancerígenas en el organismo.

Catequinas, saponinas, procianidinas… todos estos antioxidantes se encuentran en las lentejas, que forman parte de la familia de los flavonoides, moléculas conocidas por luchar contra el colesterol y el envejecimiento celular.

Las lentejas son ricas en fibra

Para mantenerse sano, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir 20 g de fibra al día.

Buenas noticias: las lentejas son una excelente fuente de fibra.

100g de lentejas cocidas contienen una media de 8g de fibra.

Contienen dos tipos de fibra: la soluble y la insoluble.

La fibra soluble ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, porque retrasa la absorción de los azúcares.

También influyen en la saciedad.

La fibra insoluble es esencial para un sistema digestivo sano y su consumo regular reduce el riesgo de cáncer colorrectal.

Son buenas para el corazón

Además de la fibra soluble, que reduce los riesgos cardiovasculares, estas preciosas legumbres contienen una gran cantidad de nutrientes esenciales como el magnesio y el ácido fólico, que ayudan a cuidar nuestro corazón.

Las lentejas son ricas en proteínas vegetales

Para llenarte de proteínas sin comer carne, puedes contar con las legumbres.

100g de lentejas cocidas aportan algo más de 9g de proteínas.

Para que nuestro organismo los asimile lo mejor posible, lo ideal es combinarlos con cereales integrales, como el arroz integral o semicompleto, la quinoa integral.

Las lentejas están llenas de vitaminas y minerales

Hierro, magnesio, fósforo, potasio, manganeso, calcio, cobre… las lentejas son excelentes para evitar carencias que el cuerpo puede llegar a presentar.

También están llenas de vitaminas del grupo B, especialmente la vitamina B9 y B3.

Ahora bien, las lentejas son muy conocidas por su excelente sabor y por todos los beneficios que ofrecen pero, hay una variante que pocos conocen, estas son las lentejas rojas o coral, que se mencionan a continuación:

Las lentejas rojas, o lentejas coral, tienen un tamaño similar al de las lentejas que todos estamos acostumbrados a comer.

La diferencia radica en el color rojo brillante de su piel y en su sabor más delicado que el de los demás.

Al igual que otras legumbres, tiene interesantes propiedades nutricionales.

Este alimento contiene polifenoles, proteínas, aminoácidos esenciales, fibras y otros compuestos activos beneficiosos para la salud.

Incluso se considera un prebiótico, ya que contribuye al cuidado del microbioma intestinal.

¿Quiere saber más sobre sus contribuciones? Siga leyendo.

Valor nutricional de las lentejas de coral

Las lentejas rojas destacan como una importante fuente de nutrientes esenciales.

En concreto, son fuente de proteínas vegetales, hidratos de carbono, fibra, minerales como el hierro y el magnesio y vitamina B.

Cada porción de 100 gramos aporta aproximadamente 360 kilocalorías.

También son una fuente relevante de sustancias antioxidantes, como los flavonoides o las catequinas, que se asocian a la prevención de diversas enfermedades.

Propiedades saludables de las lentejas de coral

Cada variedad de lentejas tiene una composición antioxidante y fitoquímica única.

Las lentejas de coral son una variedad en la que abundan estas sustancias, por lo que su consumo se asocia a efectos positivos para la salud.

A continuación detallamos sus principales propiedades.

Promueven una nutrición adecuada durante el embarazo

Sin duda, las lentejas rojas son un alimento muy saludable para el periodo de embarazo.

Por su contenido en hierro, ayudan a prevenir la anemia en esta etapa.

También aportan fibra dietética, lo que reduce el riesgo de estreñimiento y problemas digestivos.

Aportan folatos, que son esenciales para prevenir defectos o malformaciones del sistema nervioso del feto.

También es un nutriente que reduce el riesgo de parto prematuro.

Mejorar la salud digestiva

Los almidones y fibras que contienen estas lentejas ayudan en el proceso de digestión.

Una vez asimilados por el organismo, prolongan la sensación de saciedad y ayudan a regular la microbiota intestinal.

Esto, en general, se traduce en una mejor salud digestiva.

Además, al no tener piel, son más fáciles de digerir que las lentejas comunes.

Incluso se recomiendan para quienes tienen dificultades intestinales y exceso de gases.

Lo ideal es comerlos cocidas, al menos una vez a la semana, ya verás que no te vas a arrepentir de incluirlas más seguido en tu dieta.

Ayudan a cuidar la salud del corazón

El consumo de lentejas de coral se asocia a la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Debido a su contenido en polifenoles, los estudios han determinado que ayudan a aumentar los niveles de colesterol bueno (HDL) y a reducir el colesterol malo (LDL).

Además, por su contenido en fibra dietética, vitaminas y minerales, ayudan a estimular las funciones metabólicas.

Como resultado, se reduce la tendencia al sobrepeso y la obesidad, que son factores de riesgo cardíaco, atrévete a probarlas y gozar de una salud excepcional llevando una dieta mejor balanceada.

Protegen contra las enfermedades crónicas

El contenido en polifenoles de las lentejas rojas contribuye a la prevención de enfermedades crónicas. De hecho, sustancias como la procianidina y los flavonoides tienen efectos antioxidantes, antiinflamatorios y neuroprotectores.

En otras palabras, consumirlos como parte de una dieta sana y variada es una forma de reducir el riesgo de enfermedades como el cáncer, los trastornos metabólicos y el deterioro cognitivo.

¿Cómo se preparan las lentejas de coral (lentejas rojas)?

Una de las ventajas de las lentejas de coral es su tiempo de cocción, que es muy rápido.

No necesitan un periodo de remojo previo, por lo que son más rápidas de preparar que las lentejas tradicionales.

Ingredientes:

1 taza de lentejas rojas crudas (200 g)

2 tazas de agua o caldo (500 ml)

Preparación

Enjuagar las lentejas bajo el grifo.

Poner el caldo y las lentejas en una cacerola y cocinar durante 20 minutos.

Si el caldo necesita un poco de condimento, puede ser necesario añadir un toque de sal de grano y pimienta.

A medida que las lentejas se cocinen, su color cambiará ligeramente y se aclarará.

Una vez cocidas las lentejas, puedes comerlas solas o utilizarlas para hacer otras sopas y ensaladas.

Valdrá la pena probarlas porque aparte de ser muy vistosas, son realmente deliciosas.

Este artículo es meramente informativo, esta página NaturismoHerbolTienda.com no tiene la autoridad para prescribir ningún tratamiento médico o crear un diagnóstico. Te invitamos a visitar a tu médico si tienes algún tipo de afección o dolor.